jueves, 22 de septiembre de 2016

Autorretrato de 1889 de Vincent Van Gogh

Vincent Van Gogh
Autorretrato de 1889
Oleo sobre lienzo
65 x 544,5 cm
1889
Por: Karina Huertas Castañeda 

Análisis pre-iconográfico
Es una composición vertical cerrada. Está conformada por líneas ondulantes, diagonales y curvas en su totalidad. En primer lugar se pueden diferenciar dos planos (aunque dentro del primero se pueden identificar tres más debido a la disposición de color). El primero se puede identificar en la forma central que abarca casi más de la mitad del espacio y el fondo compuesto por líneas ondulantes que transmiten movimiento, no solo en la construcción de la figura formada por diagonales y líneas curvas (carece prácticamente de líneas rectas) sino también en el fondo, donde estas líneas ondulantes se han convertido en una especie de remolino que dota de movimiento al  fondo que contrasta con el hieratismo de la forma del primer plano. Es una composición equilibrada debido a que la forma protagonista se encuentra prácticamente en el centro del espacio.





Los colores que predominan son el celeste, el turquesa, el verde claro, el blanco, el rojo anaranjado, el amarillo, el amarillo Nápoles (claro) y ligeras líneas de siena. El cuadro en sus totalidad esta trabajado sobre una base gris verdosa y sobre ella se ha dibujado las líneas ondulantes con los diferentes colores mencionados. La tonalidad es fría y la factura el pastosa y con textura. Es un cuadro luminoso debido al apropiado y comedido uso del blanco en toda la composición, que no satura ni lo quiebra  sino que trabaja en perfecta armonía con el turquesa y el celeste, sin embargo el mayor foco de luz, además en donde se puede ver más uso de materia, proviene de la parte central superior (la frente del protagonista) y la parte del centro de la composición (la camisa del protagonista).



Análisis Iconográfico


La pintura es un oleo sobre lienzo de 65 cm de altura por 54,5 de ancho,  fue realizado en septiembre de 1889 por el artista holandés Vincent Van Gogh(1853-1890) y actualmente se encuentra en el Museo de Orsay en París, Francia.
Se puede identificar a un personaje masculino en posición de tres cuartos, con la frente ligeramente fruncida que se identifica como el pintor y autor de la obra: Vincent Van Gogh, un hombre de unos 36 años vestido con un sencillo traje celeste y con una camisa blanca. Una de las cosas más resaltantes de la obra es el acento de color que le da su cabello pelirrojo, convirtiéndose en el punto focal de la obra y que hace que no nos perdamos frente a una composición casi monocroma (una totalidad de verdes, celestes y turquesas) sino que nuestra vista se centre en el rostro del protagonista
Esta pintura forma parte de los 46 autorretratos que pinto el artista durante los últimos 3 años de carrera artística (de 10 en total). El género del autorretrato es aparte del paisaje, y la naturaleza muerta una de sus temáticas favoritas y/o recurrentes a lo largo de su trayectoria como pintor.
Este autorretrato fue realizado entre agosto y septiembre de 1889 mientras se encontraba internado en el asilo Saint Paul de Mausole, al que se interno por voluntad propia después de haber pasado una temporada en el Hospital debido a un conflicto con el pintor Paul Gauguin. Durante su estancia en el Asilo Saint  pinto sus 4 últimos autorretratos, poco después de haberse intentado suicidar ingiriendo sus oleos.
La obra de Van Gogh casi en su totalidad nos invita a observar lo que el trataba en su cotidianidad: los paisajes, la vegetación , los cafés a los que visitaba , las calles donde transitaba , su habitación o incluso las personas con las cuales se relacionaba o los artistas que eran muy admirados por el cuándo se aventuraba a copiar sus obras; sin embargo en los autorretratos se puede observar una mirada interior del propio artista para pintar el paisaje de su propia alma, porque pintarse a uno mismo  no es un acto inconsciente, puede resultar en un cuestionamiento que conduce a analizar la propia identidad y la auto percepción de uno mismo.
Debido a la fecha en la cual fue pintado, ver esta pintura no hace adivinar al espectador que se trata de un hombre a quien sus tormentos y frustraciones lo han llevado a intentar suicidarse y/o hacerse daño recientemente. El ceño fruncido es lo único que podría revelar cierta insatisfacción o preocupación, pero el rostro que nos mira, a diferencia del resto de sus autorretratos en los cuales suele aparecer con la paleta o con caballete o con sombrero de paja absorto en su labor y por momentos con actitud serena, aquí Van Gogh apenas nos permite ver su atribulada realidad y agitación mental o la terrible depresión en la cual se sumió cuando su hermano Theo le anuncio meses antes que sería padre. La expresión en parte circunspecta y crispada del artista que trata de ocultar en su forma representada como Vincent se desborda en el fondo que  envuelve la obra, caótico, fuerte pero a la vez sereno y tierno por medio de la paleta usada. Estos remolinos expresivos que cargan el fondo son un atributo ya repetido en otras obras y en este cuadro perfeccionado de cierta forma. Se puede observar en Campo de trigo con cipreses (1889), La noche estrellada(1889), Paisaje Montañoso detrás del sanatorio de Saint Paul (1889) y Cipreses (1889).

Vincent Van Gogh
Campo de trigo con cipreses
Oleo sobre lienzo
30 x 24 cm
1889


Vincent Van Gogh
La noche estrellada 
Oleo sobre lienzo
73,7 x 92,2 cm
1889


                                                        Vincent Van Gogh
                                                               Cipreses
                                                           Oleo sobre lienzo
                                                              93,4 x 64 cm
                                                                   1889
                                                          
Vincent Van GoghPaisaje montañoso detras del Sanatorio de Saint-PaulOleo sobre lienzo70,5 x 88,5 cm1889

Van Gogh asume el género de manera tradicional usando la posición de frente o el tres cuartos y cortado a medio busto, lo cual hace que el rostro encaje en la mitad del cuadro. El fondo no tiene solamente un papel subordinado a la figura sino el pintor rehúsa a los fondos sombríos (sobre todo en su etapa de Arles y Saint Remy).Incluso cuando es un fondo de un solo color se integra adecuadamente al rostro, ya sea por efecto de contraste o como en el Autorretrato de 1889, una integración de figura, fondo y forma. De esta manera  retrato suyo puede decir transmitir su historia y  en este último autorretrato donde el verde y el azul se han convertido en llamas y formas onduladas, la imagen de Vincent  se consume de alguna manera, pero sin dejar de transmitir ternura y cierto abatimiento en su mirada.
El retrato fue pintado en septiembre que posteriormente envió a su hermano Theo como solía hacer cada cierto tiempo junto a otra cantidad de cuadros. Deseaba mostrarle que su estado de salud que iba en mejora, después de superar una crisis en la que intento quitarse la vida. Se pinta con chaleco, chaqueta y camisa y se presenta con mayor elegancia que el resto de autorretratos de Arles, y recuerda mucho a los de París. Pensaba que era una pintura buena e incluso pensó en enviarla al Salón de los XX en Bruselas, cuando su hermano Theo le hablo de la posibilidad de exponer. Más tarde cuando paso de visita  París recogió este lienzo de casa de su hermano y se lo llevo a Auvers-Sur-Oise.


Vincent Van Gogh
Dos autorretratos y fragmentos de un tercero
1887


Vincent Van Gogh
Autorretrato 1887
Oleo sobre lienzo
1887
Vincent Van Gogh
Autorretrato con sombrero gris
Oleo sobre lienzo
44 x 37,5 cm
1887

Vincent Van Gogh
Autorretrato 1887
Oleo sobre lienzo
47 x 35 cm 
1887-188

Vincent Van Gogh
Autorretrato ante caballete 
Oleo sobre lienzo
65,5 x 50,5 cm
1887-1888

Vincent Van Gogh
Autorretrato 1889
Oleo sobre lienzo
1889


El género del autorretrato es un interés que el pintor le concede al rostro humano, a su propio rostro, más que retratarlo formalmente, la auto-representación causo fascinación entre los artistas a través de los siglos, incluso después del invento de la fotografía. El autorretrato en todo caso puede servir como un estudio no solo a nivel técnico para el artista que lo realiza sino también un auto análisis interior y exterior sobre la percepción de su propia imagen en el espejo y como es representada por el mismo en el  lienzo.
 En el caso de Van Gogh el género del retrato le fue indiferente y se interesó al principio de su carrera artística en representar otros rostros de manera colectiva sobre todo cuando residía en Holanda, sin embargo en París se aboco al retrato pintando casi un centenar y muchas veces se tomó como modelo alegando que “había encontrado en el retrato la ocasión de cultivar lo mejor y lo que hay mas serio”.

Alberto Durero
Autorretrato de  Durero
Oleo sobre tabla
52x41 cm
1498


Diego Velazquez
Autorretrato de Diego Velazquez 
Oleo sobre lienzo
45,8 x 38 cm
1640
Rembrandt Van Rijn
Autorretrato
Oleo sobre lienzo
80,3 x 67,3 cm
1660


Edouard Manet
Autorretrato de Manet
Oleo sobre lienzo 
83 x 67 cm
1879



Paul Cezanne
Autorretrato con fondo rosa
Oleo sobre lienzo 
66 x 55 cm 
1875 

Biografia
Vincent Van Gogh nació en Groot Zunderet el 30 de marzo de 1853.Era hijo de Theodorus Van Gogh, pastor calvinista  y de su esposa Anna Carbentus. A los 16 años entro a trabajar para la casa de arte  Goupil. Empezó desempeñándose en la sucursal de la Haya. Paso 4 años en la Haya y el 1873 fue ascendido y trasladado a la sucursal del Londres. Es necesario mencionar varios pasajes de su vida, la que transcurrió antes de dedicarse de lleno a la pintura puesto que estos acontecimientos influenciaron en su proceder futuro así como en la evolución de su técnica, temáticas y modos de ver y pensar.
En Londres se enamora de Úrsula, hija de la casera, la Sra. Loyer, dueña de la pensión donde residía. Pese a su insistencia para poder casarse con ella, fue rechazado. Esta decepción le causo una honda crisis emocional y lo llevo a experimentar sus primeros ataques de melancolía que más tarde se convirtió en una profunda depresión. Empezó a descuidar su trabajo y desarrollo una ferviente entrega religiosa. Es trasladado a las oficinas de París pero no mejoro su estado de ánimo. En 1876 es despedido dado que su comportamiento. En una carta que le escribió posteriormente a su hermano consideraba el comercio de arte como una “farsa”.
Después de una breve estadía en Londres regresa a los Países Bajos y le manifestó a su familia su deseo de convertirse en clérigo. Se trasladó a Borinage (en Bruselas) para ser misionero. Borinage era una zona dedicada a la minería. Se dedicó a predicar y renuncio a todas sus posesiones materiales debido que adopto el ascetismo de una manera estricta con el propósito de estar  más cerca de Cristo. Durante varios meses estuvo sin comunicarse con su hermano como era habitual y unos meses después reapareció renovado con el firme deseo de convertirse en pintor. En septiembre de 1880 dijo: “he vuelto a coger el lápiz y a dibujar, desde entonces todo se ha transformado para mí”.

Etapas :
La Haya.(1881-1883) 

Vincent Van Gogh
La playa de Sheveningen
Oleo sobre lienzo
34,5 x 51 cm
1882

Poco después del rechazo amoroso con su prima Kee Vos, Vincent se sumió en otra depresión, eligió la Haya como lugar de residencia, debido a que  su pasión por Kee le había ocasionado muchos problemas familiares sobre todo con sus padres y solo contó con el apoyo incondicional de su hermano Theo. En La Haya inicio una romance con una prostituta llamada Sien y su formación artística con Anton Mauve, quien lo recibió con amabilidad y le dio algunas clases, sin embargo se separaron debido a los desaires de Vincent al romper calcos de yeso que Mauve le había otorgado para que practicara el dibujo de la forma tradicional. Durante este tiempo Van Gogh se fue a vivir con Sien y su hija las cuales le sirvieron de modelos. .Entre sus primeras obras están La playa de Sheveningen(1882) cuadro que ya posee algunas de las características de sus obras posteriores debido al empleo de empastes ligeros, y con un predominio de los colores oscuros y tierras en su  paleta.Su relación con Sien se deterioró y se marchó en 1883.

Nuenen- (1884-1885)

Vincent Van Gogh
Los comedores de patatas
Oleo sobre lienzo
82x1,14 cm
1885


En Nuenen, su dibujo adquirió más fuerza y seguridad. Realizo múltiples estudios de paisajes y naturales muertas. Su afición por Millet la fue dejando de lado debido a las diferencias en la temática y en el tratamiento, el deseo de Vincent era mostrar tensiones y efectos físicos en los rasgos. En los  Los comedores de patatas, uno de los lienzos en los cuales Van Gogh  tardo más de lo usual en su ejecución, debido a que realizo esbozos previos y estudios preliminares, es evidente la influencia de Millet al optar por la representación de las duras vidas de los trabajadores. Es representado en el interior domestico,el trabajo manual y de las duras condiciones de vida, enfatizadas en los colores en las facciones de los personajes. Poco después de la muerte de su padre se mudó brevemente a Amberes, donde fue admitido en la escuela de Bellas Artes, pero solo permaneció algunos meses debido a sus discrepancias con los profesores, en especial con el de dibujo. En los meses que permaneció en la academia conoció la obra de Rubens y cambio su concepción en cuanto al color. Poco después descubrió los grabados japoneses que causaron una profunda impresión debido a su colorido y trazos audaces y su poca intención de representar profundidad espacial. Se trasladó a París con la intención de nutrirse de lo que la ciudad podía ofrecerle, trabajar y para estar cerca de su hermano Theo.

Paris-(1886-1888)
Vincent Van Gogh
Pere Tanguy
Oleo sobre lienzo
1887

Durante su estancia en París, su paleta se aclara, deja atrás los negros y grises y marrones y el color amarillo se vuelve predominante en su paleta y por ende en sus obras. Realiza estudios de pintura al aire libre donde el paisaje y el autorretrato se vuelven sus temas recurrentes. Durante su estancia en París asimilo rápidamente el estilo contemporáneo parisino de sus compañeros y amigos artistas y eso se refleja en su factura y el cambio de colores, reemplazando su creencia de que la sombras deben ser grises cambio a usar colores intensos y contrastantes.
Traba amistad con pintores impresionistas como Pisarro, Guaguin, Signac . Van Gogh se entusiasmó por la técnica de los impresionistas, la aplicación del color luminoso y después pálido, las aplicaciones ya sea espeso o plano sea con pinceladas fuertes o delicadas, o aplicado en pequeños puntos, el experimento todas las posibilidades de este tipo de pintura. Su producción aumentó considerablemente entre bodegones y paisajes. Ingresa el estudio de Fernand Cormon debido a que sintió la necesidad de mejorar su técnica y pese a que era un estudio ortodoxo se le dio libertad para realizar sus proyectos. En París consolida su pasión por lo japonés, realizando varias copias de estampas o de portadas de revistas, apropiándose a su vez de los colores y algunas formas que más tarde represento en sus pinturas. Inspirado por lo japonés es que hastiado de la ciudad debido a las tensiones con su hermano(por problemas de convivencia) y las intrigas e intereses personales de sus compañeros pintores que en 1887 Van Gogh había entrado a una fase de irritabilidad y depresión tan aguda que decide buscar un cambio  al sur, su propio Japón y lo encuentra en Arles. En el autorretrato de 1888, su pincelada de vuelve más frenética, predomina el azul y asume su condición de pintor al representarse con paleta y caballete.

Arles (1888-1889)

Vincent Van Gogh
Autorretrato con oreja vendada 
Oleo sobre lienzo
60 x 49 cm 
1889



Se trasladó a  Arles debido a su búsqueda de un ambiente más luminoso, sentía que contemplar la naturaleza bajo un cielo más brillante podía hacerse una idea del modo de vida de los japoneses. En Arles se consolida su madures como artista. En París su paleta lleno de color mientras que en Arles de luz. La casa de amarilla de Arles fue su lugar de residencia, donde soñaba con formar una comunidad de artistas. Debido a que avanzaba sus obras con gran rapidez, le escribe a su hermano: “No pienses que mantengo un estado febril, quiero que sepas que estoy haciendo continuamente cálculos de lo que resultan después, uno tras otro, estos cuadros tan velozmente pintados, pero que mucho antes habían sido cuidadosamente calculados”.
 Después de su pelea con Paul Gauguin debido a que el planeaba abandonarlo Van Gogh entro en crisis y su enfermedad estallo lo cual desencadeno en la automutilacion del lobulo de su oreja.Más tarde fue trasladado al Hospital Principal de Arles y en 1889 ingreso voluntariamente al asilo de  Saint Paul de Mausole, en Saint Remy de Provence, donde permaneció hasta 1890 y fue diagnosticado con esquizofrenia .

Saint Remy (1889-1890)

Durante su año  y tres meses de internamiento en el asilo Saint Paul, Van Gogh  tuvo una nutrida producción artística, dado que la vida protegida en el asilo lo mantuvo en calma y aislado de los problemas que lo atormentaban continuamente..Vincent pudo notar que los intervalos de locura lo hacían pensar con mas tranquilidad y lucidez que antes.Desarrollo su técnica pintando lineas finas y gruesas ininterrumpidas sobre grandes bloques de color.Pintando sobre húmedo sin tiempo para corregir como lo había hecho en Arles,Llego  a realizar cerca de 200 lienzos.
Ese mismo año vendió el cuadro viñas rojas a 400 francos y Albert Aurier , critico , publico un artículo donde analizaba su obra a detalle “Se trata de la universal , loca y cegadora fulguración de las cosas , se trata de materia , de la naturaleza entera retorcida frenéticamente , paroxizada , subida a su punto mas alto de la exacerbación ; se trata de la forma que convierte en llamas , lavas , pedrerías , la luz que se convierte en incendio ; la vida , la fiebre alta..”

Análisis Iconológico:
La lectura de la obra de Van Gogh esta ligada íntimamente a su vida, a los hechos que la marcaron y por ende a su personalidad. Sus autorretratos, son según Melissa McQuillan, una imagen contradictoria que elude la realidad. Entre 1885 y 1889 pintó unos 46 autorretratos, compitiendo su predecesor holandés Rembrandt en la multiplicación de su rostro representado, pero a diferencia de Rembrandt donde su retratos narran la evolución del pintor y las vicisitudes de su fortuna. Los de Van Gogh fueron realizados en el espacio de 3 años, esta más preocupado por decir que por callar y a diferencia de los de Rembrandt, ocultar sus miserias.
McQuillan hace hincapié en que la diversidad de la representación fisionómica es asombrosa dado a que toda la estructura facial parece pertenecer a diferentes hombres y mientras su técnica evoluciona también lo hace su rostro. Pero se observa que  mantiene ciertas características formales en su cabello encendido, expresión circunspecta y en varios retratos el uso del color azul, verde y sus variantes.
No hay nada más característico en el arte de Vincent que el continuo efecto cambiante entre la imagen surgida del mundo exterior y sus propios sentimientos y pensamientos.
Humberto Nájera, sostiene que en su producción artística, Vincent pinto cuadros que pueden considerarse símbolos de la muerte como silla vacía y el segador, sin embargo se puede diferir a esta opinión  debido a que la obra de Van Gogh no busca las metáforas de manera forzada, dado que el las obtiene de forma directa y automática, una importancia existencial, su punto de partida no son  la ficción de ideas sino la vida misma.

Es necesario mencionar que durante su periodo en Arles( un año y tres meses) fue de una gran importancia en sus vida como artista, el punto de vista pictórico como psicológico debido a que significo su dominio absoluto de su técnica y de su pintura y que alcanzo su punto culminante en sus conflictos mentales que luego lo llevaron Saint Remy. La soledad que sentía mientras habitaba la casa amarilla lo lleva a abocarse por completo a su trabajo, como le comenta a Theo, pero se refugia en la bebida y el alcohol para alcanzar un poco de calma y distracción.
Le escribe a su hermano: “Si estoy solo nada puedo hacer al respecto, pero te digo con honestidad que tengo menos necesidad de compañía que del trabajo duro y desenfrenado y es por eso que me atrevo a encargar telas y pinturas. El único momento en el que me siento vivo, es aquel en que me sumerjo en mi trabajo”. Sin embargo añade más tarde “si estuviera acompañado, notaria menos esta necesidad o trabajaría en cosas más complejas…” y es por eso que alquila la casa amarilla y pretende hacer de ella un lugar de reunión para pintores. Invita a su amigo Paul Gauguin, quien tenía dificultades económicas por aquella época. Según Humberto Nájera, tales actitudes nos pueden llevar a comprender la necesidad de Van Gogh de sentirse acompañado y por ende representar la figura humana. Nájera, menciona los  gastos en modelos de Vincent pese a que eso significara que no comería varios días, y se refiere  Van Gogh a la figura como lo único en la pintura que lo emociona hasta lo más profundo del alma y que lo hace sentir más infinito que cualquier cosa. En otro autorretrato de 1888, el que intercambio con su amigo Paul Gauguin, sus rasgos faciales se encuentran endurecidos y su cabeza rapada y su cráneo se observa prominente y los ojos representados a lo japonés Es necesario describir su relación con Gauguin en Arles cuando vivieron juntos en 1888 en la casa amarilla. Vincent puso mucho esmero a su habitual desorden para recibir a su amigo a quien admiraba, según Werner Haftmann, Vincent tenia por genios a todos los artistas menos a si mismo, pero sea eso verdad a o no su admiración por Gauguin era grande y sincera. Antes de su llegada se esforzó por dotar a su obra un estilo propio. Pese a sus esfuerzos la convivencia no resulto, lo cual desencadeno un conflicto que marcaría la vida de Vincent para siempre y fue la consecuencia de internamiento en una institución mental. Gracias a la correspondencia con su hermano se pueden analizar no solo su manera de contar su día a día y su pasión por su trabajo sino también algunas de sus actitudes paranoicas y su incapacidad de conservar amigos, sus reacciones susceptibles a la menor reacción crítica que lo llevo a romper relaciones y a alejarse de muchas personas. Najera analiza la influencia de los conflictos sexuales en el desarrollo de su pintura debido a las numerosas comparaciones que hace en sus cartas al decir que ambas actividades no son compatibles pues el amor debilita el cerebro y agota la creatividad artística. Durante su temporada en Arles siente que su actividad sexual disminuye debido a que introduce el tema a su hermano citando un pasaje de Guy de Mauppasant “que había cazado tanto durante diez años y estaba tan agotado de correr tras sus presas , que en el momento que quiso casarse encontró que era impotente, lo cual le causó gran consternación”. Najera considera un pasaje revelador, debido a que  relaciona inconscientemente la pintura con la masturbación, dicho de otro modo su inconsciente piensa que la masturbación ha sido su fracaso como hombre y traslada toda esa energía a la pintura y esta se vuelve en un sustituto. La pintura ha absorbido todas sus energías y lo ha vuelto incapaz de realizar otras cosas. Esta relación que establece entre la pintura y la sexualidad calificándolas como incompatibles, pero le adjudica a la pintura la equivalencia de la procreación, siendo la obra una sublimación de sus deseos se refiero muchas a veces a su trabajo como “dar a luz” y extiende esta “procreación” hacia su hermano Theo al escribirle “tu y yo hemos creado estos bebes”. De esta manera la pintura constituye para Vincent un escape para sus fantasmas femenino-pasivos. 
Su carrera alcanzo su punto más alto mientras estaba en Arles dado que  es ahí donde realiza sus producciones más importantes y es también el periodo en el cual renuncia a formar una familia o tener hijos. Ha renunciado a todas su ambiciones en el plano amoroso y pintar se convirtió en una única salida y propósito y traslado todas toda su energía a la producción de cerca de 415 lienzos. Fueron sus años más perturbados pero también los más productivos. Se puede concluir diciendo  que sus conflictos internos estuvieron ligados estrechamente a su producción no solo en la cantidad de obras realizadas sino también en su calidad, que es lo que se puede apreciar en el ultimo de sus autorretratos que es la consecuencia de su enfermedad mental sino de el  punto mas alto de su técnica, una obra donde transmitió sus frustraciones pero también el cariño y camaradería que lo unía profundamente a su hermano Theo.

Bibliografia 


CUTTS, Josephine,SMITH James,2000,Van Gogh,España,Parragon


GENAILLE, Robert, 1963,Van Gogh Autorretratos,Francia,Gustavo Gili

GONZALES, Antonio, TELLO Antonio, 2006,Van Gogh,Barcelona,Editorial Sol 90


FRANK, Herbert,1986,Van Gogh,Barcelona, Salvat Editores


HARRIS, Nathaniel,1982,El Arte de Van Gogh,Barcelona, Poligrafa



MCQUILLAN, Melissa,1989,Van Gogh,Londres,Thames and Hudson

NAJERA,Humberto,1980,Vincent Van Gogh Un estudio psicológico,España,Blume

VAN GOGH, Vincent,1995,Cartas a Theo,Colombia,Editorial Norma

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios aportan a la comunidad de historiadores del arte que queremos fomentar desde Lima. ¡Sea preciso y crítico!